A mí me encantan las leyendas japonesas; son muy divertidas, y como diría…inocentes y naturales.

En los libros históricos más antiguos del Japón, “kojiki” y “Nihon Syoki” narran el nacimiento del archipiélago japonés; los dioses Izanagi e Izanami  fueron los encargados de formar una serie de islas que se convertirían en lo que hoy es Japón.

Según el libro “kojiki” , Izanagi dijo:

Mi cuerpo está totalmente formado pero tengo una parte que ha crecido demasiado.

Mi cuerpo está completamente formado, pero hay una parte que no ha crecido“.-respondió Izanami.

“Oh, entonces introduciré la parte de mi cuerpo que ha crecido demasiado, y procrearemos las tierras!!”

Izanami aceptó el acto.

El otro libro, “Nihon syoki”, habla de una manera un poco más sutil. En este libro, Izanagi dice que ella tiene un poder de yin, entonces Izanagi le propuso que unieran su poder yin con su poder yang. “Nihon shoki” está escrito 8 años después de “kojiki” por la corte imperial con el objetivo de explicar oficialmente el nacimiento de Japón, dicen que por eso había sufrido un poco de censura, aunque queda claramente establecida la alusión al sexo.

Antiguamente en Japón teníamos un concepto de sexo muy diferente al de ahora. Claro, ahora no se enseña a los niños esta parte del texto en el colegio, Izanagi y Izanami, probablemente, dirían ¿por qué? ¿qué hay de malo?.