Izanami,  se quemó la vagina al dar a luz a su hijo, el dios del fuego, y lamentablemente se murió. Izanagi no paró de llorar al lado del cadáver de su esposa, diciendo “ cómo es posible perder una persona tan importante por un mocoso como éste!!” .

Sumido en la tristeza, enterró a su mujer en el monte Hibanoyama, pero poco a poco su dolor desembocó en la ira; ¡¡ la culpa de todo la tiene este mocoso!! Al gritar así, sacó su lanza y le cortó el cuello a su hijo recién nacido, el dios del fuego, luego la mano, la pierna…, saltaron miles de chispas, cayeron relámpagos y resonaron truenos espantosos.

Del cuerpo de su hijo nacieron ocho dioses.

De la cabeza del dios del fuego nació正鹿山津見神 Masakayamatsuminokami

Del pecho del dios del fuego nació淤縢山津見神 Odoyamatsuminokami

Del abdomen del dios del fuego nació奥山津見神Okuyamatsuminomaki

De los genitales del dios del fuego nació闇山津見神 Kurayamatsuminokami

De la mano izquierda del dios del fuego nació志芸山津見神 Shigiyamatsuminokami

De la mano derecha del dios del fuego nació羽山津見神 Hayamatsuminokami

De la pierna izquierda del dios del fuego nació原山津見神 Harayamatsuminokami

De la pierna derecha del dios del fuego nació戸山津見神Toyamatsuminokami

Son los dioses que están relacionados con la montaña. ( ¿Os habéis fijado? Todos los nombres de los dioses están escritos con el ideograma kanji “山” que significa  montaña.)

El hijo se murió. Los trozo del cuerpo cortado de su hijo estaban rodeados de  un charco de sangre, encima de eso Izanagi sacudió la lanza. Entonces cayó un hilo de sangre desde la punta.

De esta sangre nacieron:

石拆神 Iwasakunokami

根拆神 Nesakunokami

石筒之男神 Iwatsutsunoonokami

Luego, cayeron unas gotas de sangre de la parte de guarnición de la espada.

De esta sangre nacieron:

甕速日神 Mikahayahinokami

樋速日神 Hihayahinokami

建御雷之男神 Takemikazuchinoonokami

Izanagi suspiró y aflojó la mano al tomar venganza en su hijo, entonces la sangre que rezumó  de sus manos que agarraban la empuñadura cayó al suelo.

De esta sangre nacieron:
闇淤加美神 Kuraokaminokami

闇御津羽神 Kuramitsuhanokami
Son ocho dioses que nacieron de la espada. Son los dioses del  fuego, relámpago, o la espada, dentro de los cuales建御雷之男神 Takemikazuchinoonokami es un dios que va a protagonizar  muchas historias, ya contaré sus episodios más adelante.

Pero ahora seguimos con Izanagi, que se acongojó tanto que caminaba como un fantasma.

**Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”