Tengo que tener mucho ánimo para llamar a mi madre que está en Japón, porque desde que me rompí la cadera siempre me cuenta la misma historia.

-Hija, es increíble que hayas salido tan rápido del hospital, pues mis amigas que se rompieron la pierna estuvieron al menos un mes en el hospital, y cuatro meses de rehabilitación, hay algunas que llevan un año cojeando…conozco a otra que no volvió a caminar…

Cada vez que me habla de los casos de sus amigas octogenarias me dan ganas de colgar el teléfono. Pero por fin ayer me dijo algo positivo.

-Pues para que te cures la fractura del hueso, hay que tomar el medicamento de “Hinichigusuri”

-¿Medicamento de qué?

-Digo que hay que tomar el medicamento de  “días”, “Un día” es un medicamento, hay que tomar todos los días.

Sí, es cierto que el tiempo cura las heridas físicas, pero no sólo esto, también con el tiempo se curan heridas mentales, como el dolor de la pérdida de los seres queridos.

En sintoísmo se considera que  la muerte es “Kegare”穢れ, que significa impuro. Cuando una familia perdió algún miembro, hay que estar de luto,  y mientras tanto no se debe participar en las celebraciones, ni hacer visitas al santuario sintoísta. Pero en realidad este tiempo de luto es el momento de recuperar la herida mental. Kegare se escribe en el ideograma Kanji con la letra de “impuro”穢れ, pero a su vez se puede escribir con otras dos letras  que significa “energía”気 y “marchitar”枯.

El periodo de luto depende de la relación con el ser fallecido, por ejemplo, en el caso de que el padre fallezca, el tiempo de eliminar Kegare  es 50 días, o sea, 50 dosis de medicamento de días.

Nuestro protagonista Izanagi, también tenía Kegare, él quería hacer un ritual de purificación (misogi) para eliminar esa impureza. El se dirigió a un arroyo.

Izanagi, desnudo, se sumergió en el agua y dijo:                                                             

“En la superficie del agua hay una corriente muy rápida, en cambio  en el fondo hay una corriente lenta, así que voy a hacer la purificación en la parte media.”

Entonces de su mugre (kegare, o impureza) nacieron los dioses llamados Yasomagatsuhinokami八十禍津日神  y Oomagatsuhinokami大禍津日神

Para limpiar su impureza, nacieron los dioses llamados Kamunaobinokami神直毘神, Oonaobinokami大直毘神, Izunomenokami伊豆能売神

Cuando Izanagi intentó limpiar su cuerpo en el fondo del arroyo, nacieron los dioses llamados Sokotsuwatatsuminokami底津綿津身神, Sokotsutsunoonomikoto底筒之男命

Cuando Izanagi limpió su cuerpo en la parte media del arroyo nacieron los dioses llamados Nakatsuwatatsuminokami 中津綿津身神, Nakatsutsunoonomikoto中筒之男命

Cuando Izanagi intento limpiar su cuerpo en la superficie del arroyo nacieron los dioses llamados Uwatsuwatatsuminokami上津綿津身神, Uwatsutsunoonomikoto上筒之男命

Por último, nacieron unos dioses muy importantes que van a ser protagonistas de los siguientes capítulos;  son Amaterasu天照大神 que nació del ojo izquierdo de Izanagi, Tsukuyomi 月読命que nació del ojo derecho Y Susanowo 素戔嗚que nació de la nariz.

Creo que pasó mucho tiempo para que sucediera todo.

*Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”