En la época de Edo, millones de japoneses peregrinaban hacia el Santuario de Ise. Todos los japoneses soñaban ir al Santuario, pero en aquella época  no había autobús ni tren, había que ir caminando durante muchos días y  no todo el mundo podía hacerlo.

Entonces a algunas de estas personas que no podían peregrinar, se les ocurrió hacer visitar a su perro el Santuario. A estos perros los llamaron “okage  inu” (gracias al perro), lo cual expresa: gracias a este perro, puedo cumplir mi deseo de ir al santuario.

No se trata de un paseo ni excursión sino de una peregrinación. Antes de salir de la casa se habría explicado a su perro el motivo del viaje, cómo deberían comportarse en el camino, etc  Me imagino que los perros, que siempre intentaban hacer feliz a su dueño, lo aceptaban todo.

¿Cómo peregrinaban los perros?

Al principio pedían a un conocido que iba al Santuario  que llevara a su perro. Pero poco a poco aumentaban el número de perros que peregrinaban solos. Ellos llevaban colocadas una cuerdas de paja,   una bolsa con dinero  junto un papel en la que estaba escrita su dirección en el cuello, de modo que fácilmente se identificaban como “Okage inu”. Los peregrinos se encargaban atenderlos por el camino; les  daban comida y preparaban alojamiento, y cogían la cantidad de dinero gastado. Hay personas que cambiaban las monedas por otra moneda de más valor para que no les pesaran tanto. Hay otras personas que les felicitaban sus buenas conductas metiendo dinero en su bolsa. Pero nadie intentaba robar dinero ni maltratar a los perros.  Una vez llegaban al santuario, los sacerdotes les daban el amuleto del Gran Santuario, luego volvían a casa con la ayuda de la gente.

El  día menos esperado, el perro aparecería en la entrada de la casa. Es un momento de gran emoción, el perro se movería frenéticamente la cola, el dueño lo abrazaría con los ojos llenos de lágrimas. Es increíble pero era la historia real en la época en que la gente era más noble.

Ahora  ya no peregirnan los perros, pero en las tiendas de suvenir de la zona se puede encontrar estos “okage inu”