En la entrada anterior conté sobre las hijas de la diosa del sol, Amaterasu: son diosas llamadas Takirihime多紀理毘売命, Ichikishimahime市寸嶋比売命, Takitsuhime多岐都比売命. 

Así que hoy voy a escribir sobre el templo sintoísta dedicado a estas diosas. Este templo se llama Munakata Taisya, se encuentra en la ciudad de Munakata, en la provincia de Hukuoka. ¿Sabeis donde está la provincia de Hukuoka?
Está en Kyusyu, en el sur de Japón.

El templo está compuesto en tres partes. El santuario principal, Hetsu-miya que está en el continente de Kyūshū, Nakatsu-miya que está en la isla Oshima y el santuario Okitsu-miya que está en la isla de Okinoshima. Estos tres santuarios están unidos por una línea recta. Este año la UNESCO nombró patrimonio de la humanidad a esta última, Okinoshima y los lugares relacionados en la región de Munakata.

Si queréis visitar a estas diosas, podéis hacer este itinerario.

En primer lugar nos dirigimos a Oshima.

* Bajar JR línea Kagoshima en la estación Togu, coger un autobús hacía Kami Minato, subir en un barco destino al puerto de la isla Oshima.

 

La isla Okinoshima  no está abierta al público y en ella sólo reside un sacerdote. Además, las mujeres tienen prohibida la entrada, sólo se acepta la visita de un grupo muy reducido de hombres un día festivo al año.

De modo que saludamos a la diosa de Okinoshima desde la isla Oshima, donde hay una capilla especialmente para eso.

*Desde el puerto de Oshima hasta esta capilla se tarda 10 minutos en autobús,  o caminando se llega en 30 minutos.

Si hace buen tiempo, se puede divisar la isla sagrada a lo lejos.

Luego volvemos hacia el puerto de Oshima para visitar el santuario de Nakatsu miya.

*El santuario de Nakatsu miya está a 5 minutos caminando desde el puerto de Oshima.

Después, cogemos el barco y volvemos a Kami Minato.   Podemos acercarnos al Shopping Center Michi no eki Munakata. Aquí se venden verduras, pescados recién cogidos de la zona, souvenirs, etc, también hay restaurantes y cafeterías.

Luego nos dirigimos al santuario principal, Hetus miya.  Si no tenéis tiempo, o no queréis caminar mucho, sólo visitamos el santuario, ya que éste es el santuario principal, contiene dos capillas dedicadas a las otras dos diosas.

*Desde el puerto Kami Minato hasta Hetsu miya hay unos tres kilómetros.

Atravesando el bosque del santuario  hay un lugar especial, llamado Takamiya Saizyo, dicen que es donde estas tres hijas de la diosa del sol habían bajado del cielo.

Al lado del santuario hay un museo llamado Sinpoukan en el que puedes ver los tesoros encontrados en la isla de Okinoshima.  Esta isla, situada a unos 60 kilómetros de Fukuoka, tuvo mucha importancia entre los siglos IV y IX, tiempo en el que los barcos comerciales navegaban por los mares conectando los actuales Japón, Corea y China, porque en la isla de Okinoshima se realizaban rituales para conseguir el éxito de esos navíos comerciales. En la isla se descubrieran más de 80.000 ofrendas de diferentes países, como un anillo de oro del siglo V, un espejo  del siglo III con unos animales divinos tallados.

Por supuesto, no os podéis  olvidar de los tesoros del mar.

Os recomiendo esta región,  el paisaje es maravilloso, está  llena de monumentos  históricos, además, se come muy bien y barato, comparado con los lugares a los que van todos los turistas extranjeros.