Amaterasu se quitó las bolitas de adorno del pelo y se las entregó a su hermano, Susanoo.  Entonces éste, después de limpiarlas con el agua del pozo del cielo, se las metió en la boca, las masticó y expulsó con el aliento. De ahí nacieron cinco dioses llamados:

正勝吾勝勝速日天之忍穂耳命     Asakatsuakatsukachihayaamenooshihomimi

天之菩卑能命               Amenohohi

天津日子根命              Amatsuhikone

活津日子根命              Ikutsuhikone

熊野久須毘命              Kumanokusubi

Susanoo dijo que había demostrado su inocencia porque los niños que nacieron eran varones. Amaterasu contestó que  estaba de acuerdo.

**Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”

Respiración para encontrar a tu pareja

Estos dioses nacieron del aliento.  ¿Pensáis que es  extraño que algo nazca  de un aliento?  Pero la respiración es muy importante.

Un día mi amiga que vive en Japón vio un anuncio de un taller de  respiración que ponía;

-Si aprende a respirar correctamente, puede cambiar su vida.

Ella, que  estaba un poco deprimida en ese momento, fue al taller.  Aprendió la respiración de Tanden.

Tanden es un punto vital donde llega y sale energía en nuestro cuerpo, está situado 5 centímetros bajo el ombligo. La respiración de Tanden tiene efecto de relajación, si practicas mucho y puedes llegar 7-8 respiraciones al minuto, se activa la onda alfa y llegas a conectar con tu subconsciencia.

Cómo hacer la respiración de Tanden

Siéntate al borde de una silla, con la espalda recta, pero no en una posición militar rígida, debes estar cómodo.

Cierra los ojos y coloca las manos en  tu tanden.

Exhala por la nariz despacito mientras inclinas el cuerpo 30-45 grados hacia delante.

Cuando tu cuerpo llega al punto de 30-45 grados, contrae el ano.

Relaja el cuerpo, y vuelve al estado anterior inspirando.

*El tiempo de la exhalación debe ser el doble de la inhalación.

*Respira por la nariz tanto en la exhalación como la inhalación.

 

Mi amiga, que  es una mujer bastante aplicada, practicaba la respiración todos los días. Un día encontró en una librería un libro llamado “La respiración para encontrar a tu pareja”.  Lo leyó por encima en 10 minutos, ya que el libro era muy fácil de leer, y captó su contenido.

El método de repiración para encontrar a tu pareja consiste en hacer la respiración de Tanden y mientras  inspiras, pensar:

“ ¡Qué bien, ya tengo mi pareja!”.

“ ¡Qué feliz estoy con mi pareja!”.

Después de 2 semanas, mi amiga conoció a un chico. No llegó a ser su pareja, pero se convirtió en un buen amigo.

“Pero lo más importante es que con esta practica ya no siento tanta necesidad de tener una pareja, me siento bien solita.”-me comentó mi amiga.

Sí, lo importante es poder decir “qué feliz soy”  (aunque no tengo nada).

¡¡Procuremos ser felices!!