Según la investigación del grupo de El Instituto Tecnológico de Tokio, los templos sintoísta dedicado a Susanoo apenas sufrieron daño cuando ocurrió el terremoto y tsunami de Tohoku en 2011. Susanoo es el Dios que nació de la nariz de su padre y este le ordenó que  gobernara el mar. Por eso hay personas que piensa que el poder de Susanoo protegió sus templos del tsunami y hay otras que piensan que por ser templos dedicados al dios de mar fueron construidos en un lugar en que afectaría menos de los desastres naturales.

Un santuario dedicado a Susanoo

En Japón hay varios templos santuario dedicado a Susanoo. Uno de los más famosos es Yasaka jinja, que está en Kyoto. Es un templo que tiene más de 1300 años de historia.

En Yasaka Jinja hay dos entradas y esta es la entrada de Oeste, aunque no es la entrada principal. Toda la gente que utiliza el medio de transporte público pasa por aquí.

Luego llegarás al santuario principal, Honden. Hay una leyenda que dice que debajo de este santuario hay un lago donde viven dragones. Estos dragones son el símbolo de la energía de tierra, es decir, este santuario fue construido encima de donde se reúne la energía de tierra.

Un santuario dedicado a diosas de belleza

Dentro de Yasaka jinja se encuentran muchos santuarios. A este santuario se llama Utukushigozensya, está dedicado  a las tres hijas de Amaterasu, (¿Os acordáis de ellas?)

Ellas están consideradas como diosas de belleza, por lo tanto tienen muchas visitas de las chicas que desean ser más guapas, entres ellas, geisya y maiko de kyoto.

Hay una fuente que sale el agua de embellecimiento, puedes echarte dos o tres gotitas a la piel.Pero no bebas que no es potable.

El enrojecimiento de las hojas de arces

Cada año a mediados  o finales de noviembre miles de turistas disfrutan del enrojecimiento de las hojas de los árboles. El enrojecimiento de las hojas del Yasaka jinja no es tan conocido comparado con el del templo de kinkakuji, de kiyomizudera, o de Ginkakuji. Habrá menos gente y podrás apreciarlo más tranquilamente en Yasaka jinja y en el cercano parque Maruyama.

Después de este paseo, ¿qué os parece del broche final este irresistible copa de helado de té macha?

Como llegar

*Bajar la línea keihan en la estación Gionshizyo, después caminar 5 minutos.  Alternativamente, bajar a línea Hankyu en la estación Kawaramachi, después caminar 10 minutos.

yasaka jinja