La travesura de Susanoo

Susano estaba muy contento ya que había demostrado su inocencia a su hermana, tanto que había olvidado completamente su principal objetivo; visitar a su madre que está en el país de la muerte. Se quedó en el país de su hermana y se dedicaba a hacer tonterías como romper un surco de arrozal, cagar en el panteón.la travesura de Susanoo

Pero su hermana, Amaterasu, hacía  la vista gorda. Los habitantes del país se quejaba de él pero Amaterasu decía:

“No seáis exagerados.  No es que haya destruido el surco, él sólo quería ampliar el arrozal y eso que decís que es una caca …. ¡Es simplemente vomito! Pobre, mi hermano nos se encuentra bien…”

Pero la travesura de Susanoo no acababa. Un día se le ocurrió arrancar la piel a un caballo y  tirar el animal  cayendo encima de una casa. El tejado de la casa se destrozó. La mujer que estaba tejiendo dentro se sorprendió tanto que se clavó una pieza de la maquina  en su órgano sexual, y se murió.

La diosa del sol, Amaterasu se entristeció mucho al oír la noticia, se encerró en una cueva. Esto trae graves consecuencias, el mundo se envolvió en la oscuridad, trayendo consigo la confusión y el caos.

¿Todo, o casi todo está permitido?

Dicen que este párrafo explica eclipse a solar. Pero en el, la alusión sexual es clara. Susanoo mató a una mujer en el acto sexual (Susanoo posee una fuerza sobrenatural). Su hermana, Amaterasu, que tenía relaciones con él (entre ellos nacieron 8 niños), se enfado y así se encerró en una cueva. Es cierto que antiguamente en Japón no había  el concepto de “pecado” y los japoneses no perdían ninguna oportunidad.

*Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”