Estos días no paramos de ver las horribles noticias de incendios en Galicia. Desde mi casa olía a quemado, vi la ceniza flotando en el aire. Ojalá que no se planten más  eucalipto. Son los mayores incendiarios. El eucalipto  crece y se expande rápidamente, invadiendo el bosque autóctono, el de los carballos y castaños, mucho más resistentes al fuego. Los incendios seguirán, con o sin pirómanos, porque el pirómano es el eucalipto.

Ojalá que no sigan sólo el interés económico. Ojalá que planten más castaños, esos preciosos árboles. Sus frutos, las castañas, tienen alto contenido de proteínas, fibras e hidratos de carbono, y  muchos minerales, como el hierro, lo que las hacen muy recomendadas en casos de anemia. Tienen también sodio, calcio, potasio, fósforo y magnesio.

Arroz con castañas

El castaño es también un árbol muy común en Japón. Un plato imprescindible para otoño es arroz con castañas. Una inconveniencia: pelar las castañas. Pero para eso hay truco: remojarlas unos 30 minutos en  agua caliente.

Los ingredientes para preparar unas castañas con arroz a la manera japonesa son:

   Dos vasos de arroz

   Castañas, 15-20 castañas

   Sake , una cuchara grande

   Mirin, 1/2 cuchara grande

   Sal, una cuchara pequeña

   Kombu  10 cm

Los cocineros occidentales generalmente no lavan el arroz antes de cocinarlo, pero en Japón siempre se hace, hasta que el agua queda más o menos limpia. Se escurre el agua y se deja reposar unos momentos el arroz en el agua en el que será cocido, para permitir que absorba la humedad. Una vez esté hecho se añade el resto de ingredientes.

Poner el recipiente a fuego alto con la tapa y llevarlo a ebullición. En el momento en que el agua comienza a hervir, bajar el fuego. Después de cocer a fuego lento 7 o 8 minutos, apagar y mantenerlo con una tapadera para permitir que el arroz absorba el vapor del recipiente. En unos 10 minutos, quitar la tapadera y liberar el vapor restante. 

arroz con castaña