Susanoo, que había sido expulsado del cielo, se dirigió a la región de Izumo. En el camino se encontró a la diosa del alimento Oogetuhime大宜都比売. Susanoo, hambriento, le pidió.

“Oye, ya que eres la diosa del alimento, podías darme algo de comer, no?” 

 “No hay problema, espera un momento” Le contestó la diosa y en seguida le trajo muchos platos con comidas deliciosas, unos tras otros.

Susanoo empezó devorando los platos, pero cuando sació el hambre, pensó:

“Todos son riquísimos, pero de donde sacó tanta comida…”

Extrañado, perseguí a la diosa del alimento para ver cómo cocinaba. Pero cuando la ví, Susanoo se quedo paralizado. La diosa se sacaba el alimento de su nariz, de su boca, de su culo, y lo cocinaba!!

“Qué asco!! Como es posible que me dieras esta mierda!!”   campo de arroz

Susanoo se volvió furioso y acabó matando a la diosa.

Pero la muerte de la diosa no fue en vano, pues del cadáver de la diosa nacieron los “cinco cereales”: en sus ojos crecieron semillas de arroz, en sus orejas mijo, en sus genitales trigo, en su nariz judías rojas y en su culo soja. El dios Kamimusubi神産巣日神, que lo estaba observando desde el cielo, mandó recoger y sembrar estas semillas, para el bien de los mortales.

*Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”

El mito de Hainuwele

Este tipo de mito se llama Hainuwele, es muy común en las leyendas de Asia, Oceano, America . Su mensaje repetido es “De un cadáver nace el alimento”. Hainuwele es la protagonista de un mito de Indonesia.

Ella era una chica que nació de los pétalo de una flor de coco. Era capaz de excrementar objetos valiosos como oro, plata, etc.  Un día de fiesta ella regalaba a sus vecinos estos objetos valiosos. Al principio todos eran felices, pero poco a poco sintieron que lo que estaba haciendo Hainuwele era extraño y, movidos por la envidia, acabaron matandola. De su cadáver crecieron en distintas y nuevas plantas útiles, incluyendo tubérculos, dando origen a la comida principal de Indonesia y de la que se ha disfrutado desde entonces.

El fin de uno es el comienzo de otro, pero qué triste! siempre una chica generosa tiene que sacrificarse por el bien de otros!!