Susanoo, que expulsado del cielo, llego a Torikami, que está la parte superior del rió Hinokawa del país de Izumo. Paseando por la orilla del río vio que los palillos venían flotando, Susanoo pensó que allí vivía gente y fue a buscarla. Entonces se encontró con una pareja de ancianos llorando con una niña a su lado.

Susanoo les preguntó quiénes eran y qué les pasaba. El anciano le contestó: “Soy un hijo del dios de Ooyamatsumi no kami y me llamo Ashinazuchi. Mi esposa es Tenazuchi, y nuestra hija Kushinada”.  También le explicó que allí vive un serpiente gigante llamada Yamatono Orochi . “Teníamos ocho hijas, pero Yamatano Orochi se fue tragando una a una cada año, y solo nos queda nuestra hija menor. Y ahora llega la época en que el monstruo viene a buscarla, por eso estamos llorando así”. Susanoo le preguntó: “¿Qué forma tiene?” El anciano respondió; “Sus ojos son rojos como alquequenjes, y tiene un cuerpo con ocho cabezas y ocho colas. Su tamaño llega a ocupar ocho valles y ocho colinas, que están cubiertos por cipreses y cedros. Su panza siempre está hinchada y cubierta con sangre”.

yamata-no-orochi-la-serpiente-dragon-de-ocho-cabezas

*Este post  es una parte de la traducción del libro Kojiki (古事記), que es el libro histórico más antiguo de Japón. Si queréis leer el capitulo anterior,  visitad el post de “Leyenda Japonesa”

¿La serpiente es buena o mala?

Antiguamente la serpiente se consideraba como algo sagrado, como embajadora del dios. No sólo en Japón sino también en otros países se puede encontrar serpientes adornando  panteones, santuarios, o templos. Es un animal que come ratones (animales dañinos) y muda la piel misteriosamente.  La serpiente era el símbolo de la fertilidad y la vitalidad.

Entonces ¿por qué aquí describe la serpiente como un monstro malo? río que desborda

Dicen que Yamato Orochire representa  un río que se desborda cada año, las hijas que había tragado esta serpiente gigante era los arrozales que destrozó por la inundación.  Así entendemos que tiene “ocho cabezas y ochos colas”, que eran sus afluente. Yamato Orochi tenía la barriga ensangrentada, porque  en esa zona se extraía hierro.

Ya sabéis que una cosa puede ser buena o mala, dependiendo de cómo se mire.