Akaiiwa jinja(赤猪岩神社) es un templo sintoísta dedicada a Okuninushi, su madre, su esposa y Susanoo. El nombre de este templo está escrito con, tres letras, rojo(赤)jabalí(猪)roca(岩). Os acordáis? Sí, es lugar donde aconteció la leyenda de Okuninushi y sus hermanos, que escribí en el post anterior Okuninushi , engañado por sus hermanos, fue asesinado con una roca, pero  las dos diosas lo resucitaron.

  Akaiiwa jinja  Akaiiwa jinja

Akaiiwa jinjaEn el templo está enterrada la roca con la que dicen que mataron a Okuninushi. Es la roca impura, el origen del mal, por lo tanto para que no vuelva a salir a la tierra, están puestas varias rocas encima y cercada y sellada con una cuerda sagrada.

Cerca del templo hay un pozo donde dicen que las diosas cogieron agua para hacer una pomada para resucitar a Okuninushi.

Akaiiwa jinja(赤猪岩神社)Como es donde aconteció el milagro de “Resucitar”, está considerado como un lugar de “restablecimiento”. Mucha gente visita ese templo para pedir recuperar la salud, una relación rota, una fortuna perdida, etc. Así ya sabéis donde tenéis que acudir si queréis recuperar algo, aunque esto no te garantiza  no perder otra vez.

Reconstrucción en Japón

Como Japón está rodeado del mar, históricamente pocas veces había sido atacado por otros pueblos, tampoco habíamos tenido la experiencia del genocidio. Pero la destrucción por terremotos, inundaciones, tifones nunca faltaba. La calamidad siempre viene de la naturaleza. Creo que esta experiencia influyó  algo en el carácter de los japoneses. Pues la guerra crea el odio pero frente al desastre natural, lo que surge es la colaboración y ésta a la vez crea confianza entre ellos. También acentúa mayor importancia de la comunidad que del individuo, ya que uno solo no se puede sobrevivir frente a la inclemencia de la naturaleza.

No hay más remedio ante la desgracia natural que aceptarla. Así los japoneses seguían restableciendo y reconstruyendo, sabiendo que volver a destruirla.

Como llegar

Bajar en la línea JR la estación de Yonago, subir autobús destino al “kaminagata”

Akaiiwa jinja