Una amiga me contó que existe un método infalible para quitar las verrugas.

Ella dijo que lo vio con sus propios ojos; un día a su tío le apareció una verruga y su tía hizo una oración, después de tres días ya no la tenía, sin ir al dermatólogo, ni ponerse crema ni nada de nada.

Me es difícil creer esta historia, creo que a mí no me va a funcionar este método, ya que para que la oración tenga el poder, se necesita fe.

Pero sí estoy de acuerdo que las palabras tienen un poder curativo.

Palabra+Tirita para un corazón herido

una tirita para el herido del corazón.Un ilustrador japonés, Ohata Tetusya, inventó una tirita para las heridas del corazón. Se llama “Kotobansokou” está palabra fue inventada por él, está compuesta de dos palabras Kotoba (palabra) y Bansokou ( tirita), aunque realmente es un pegamento que imita la forma de tirita.

Es una tirita en la que está escrito frases como:

“Siempre estoy contigo.”

“No te rindas.”

“Sé que estás esforzándote mucho.”

una tirita para el herido del corazón

El sr. Ohata tuvo una fuerte depresión, cuando tenía 25 años, seguido de esto cayó en una grave enfermedad, estuvo muy mal física y psicológicamente durante años, incluso una vez intentó suicidarse. Al fin logró recuperarse gracias a palabras “cálidas”, de ahí se le ocurrió la idea de fabricar una tirita que expresa agradecimiento, apoyo y estimulo, etc.

También hay frases que a veces cuesta transmitir.

“Perdona, tienes razón, yo tenía la culpa.”

Son un regalo de palabras para un corazón herido, el precio es 3 euros por un paquetito.