Tengo guardadas en una cajita unas postales que envió mi abuelo cuando yo era pequeña. A pesar de tiempo que transcurrió, el papel de las postales se conserva bien. En todas las postales están escritas las mismas frases de cortesía, con buena caligrafía, de arriba abajo, como si una lluvia de tinta hubiese caído sobre el papel.

El lugar del remitente es Shikoku. La razón es que mi abuelo me las enviaba durante su peregrinación a ese lugar. Esta peregrinación se llama “Shikoku Henro”, y conecta los pasos del monje y fundador del budismo Shingon, Kukai.

Que es la peregrinación de Shikoku Henro?

Diréis que es como la versión japonesa del camino de Santiago, y yo os doy la razón, pero hay algunas diferencias. El Shikoku Henro no consiste en llegar a un punto final sino visitar los 88 templos que se encuentran en el camino. Se puede comenzar en cualquier punto; ya que es un camino circular. Por lo tanto, da igual ir en el sentido de las agujas de reloj, o al contrario.

Este camino se extiende a lo largo de 1100km a 1400km (Como hay varios caminos al acceso a estos templos, la distancia varía según el camino que eliges). Puedes ir caminando, en bicicleta, en coche, en tren, o sea, en cualquier medio de transporte. También puedes hacer solo algunos tramos o todo a la vez.

Puedes ir con ropa normal, pero como cualquier actividad en Japón hay siempre algunos detalles a observar: muchos peregrinos visten de forma especial, una chaqueta blanca de algodón. Antiguamente la gente hacía peregrinación arriesgando la vida.  No es fácil atravesar un bosque donde esconden animales salvajes o atracadores, caminar un monte perdido. La peregrinación no era un turismo, necesitaba una voluntad firme. Esta chaqueta blanca es realmente la ropa de tu entierro, lo cual expresa tu decisión de continuar peregrinación, y, si te mueres en el camino, seguir caminando hasta el mundo de Buda. También lleva un sombrero de paja en el que está escrito: 同行二人(somos dos). Lo cual significa que el maestro Kukai te acompaña durante el viaje.

Os recomiendo usar esta vestimenta, así os reconocerán como peregrino, darán bienvenida y os ayudarán todo lo posible durante el viaje.